MORELIA, Mich., 15 de octubre de 2020.- El inmortal Jorge Campos, arquero y delantero a la vez con sus inolvidables atuendos y la sonrisa que le caracteriza celebra este jueves su cumpleaños 54; una leyenda viviente del fútbol mexicano.

Con sus coloridos uniformes, su manejo de pelota con los pies y su capacidad sobrenatural, el originario de Acapulco impuso un estilo que se mantiene hasta ahora. Además jugó como delantero con los Pumas y la selección mexicana, y según sus propias palabras su único lamento fue no poder nunca anotar un gol con la camiseta tricolor.

El Brody es el cuarto futbolista que más veces ha defendido la elástica de la Selección Mexicana, con un total de 130 partidos como internacional. Ganó dos Copas Oro de la Concacaf consecutivas, en 1993 y 1996, recibiendo solo dos goles en la primera y ninguno en la última, y conquistó además la Copa FIFA Confederaciones en 1999.

Recordado especialmente por las llamativas camisetas que exhibió en Estados Unidos 1994 y en Francia 1998, este guardameta de 1.73 metros de estatura empezó como delantero, anotando 14 goles en la primera temporada que disputó completa, antes de pasar a ocupar la posición de portero y contribuir a que los Pumas de la UNAM conquistaran la liga mexicana en la temporada 1990/91.

Más información en Quadratín Deportes.