SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 22 de abril 2020.- Cumplidos 15 días desde la agresión que la dejó con varios dedos fracturados, abrasiones y secuelas emocionales, la enfermera Sandra Alemán Arellano se reincorpora este miércoles a sus actividades en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la capital de San Luis Potosí.

Su caso fue conocido en todo el país por tratarse del primer ataque en contra de personal médico a raíz de la contingencia sanitaria por Covid 19 en México.

Sandra iba rumbo a su turno nocturno en el hospital número 1 de avenida Zapata el pasado 3 de abril, cuando fue atacada a golpes por una madre de familia afuera de un establecimiento Oxxo.

En entrevista con Quadratín SLP, la joven madre de familia expuso que sus compañeros -y ahora ella- han tenido que adoptar medidas para protegerse de la gente, entre ellas no usar el uniforme cuando salgan de su labor en los hospitales, para no llamar la atención, porque ahora da más miedo la gente que el virus.

“Creo que no era para tanto, solo bajé por un café porque trabajo de noche y los hijos de esta persona comenzaron a insultarme desde la camioneta con palabras como ‘¡Aléjate culera, estás infectada!’. Todo lo que hice fue pedirles respeto, cuando la señora se me fue encima y me dijo que yo no debía andar en la calle infectándolo todo”, recuerda.

Más información en Quadratín SLP.