ACAPULCO, Gro., 8 de marzo de 2019.- El dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), Nicolás Chávez Adame, y seis compañeros recibieron la libertad absolutoria tras seis meses de trabajo comunitario, impuesto como sanción por tomar las oficinas de Prospera en 2017.

En conferencia de prensa ofrecida salir de la última audiencia en los juzgados del Poder Judicial de la Federación, Chávez Adame informó que además recuperaron sus plazas de trabajo luego de 11 años, y señaló que las autoridades “se equivocan de camino al procesar a luchadores sociales o activistas defensores de derechos humanos”.

El activista denunció que había policías ministeriales y policías federales merodeando el lugar de la conferencia, lo que calificó como hostigamiento e intimidación.

Respecto a la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador de ya no destinar recursos a organizaciones sociales, Nicolás Chávez dijo que el mandatario federal debe combatir el mal en “su propio gobierno interno, si no lo hace Andrés Manuel López Obrador, va a seguir mandando señales equivocadas en contra de la lucha social”, y afirmó que gracias a estos grupos logró llegar a la presidencia.

En ese sentido, dijo que López Obrador tiene a gente señalada de corrupción en distintas dependencias.