CIUDAD DE MÉXICO, 16 de diciembre de 2019.- El Tren Maya tendrá marcha, gracias al respaldo de nueve de cada 10 mexicanos del sureste del país, que salieron a votar en la consulta ciudadana, según informó el gobierno federal.

En la consulta ciudadana que se llevó el 14 y 15 de diciembre pasados, en 84 municipios del trazo por donde pasará el Tren Maya, 93 mil 142 mexicanos votaron a favor de que se ejecute este proyecto, es decir, el 92.3 por ciento; por el no, se pronunciaron 7 mil 517 personas, lo que equivale al 7.4 por ciento de la votación.

La subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Diana Álvarez Maury, destacó que “la jornada transcurrió positiva, en paz, con ánimo entusiasta entre los habitantes y sin ningún tipo de incidente”.

En la conferencia de prensa matutina encabezada este lunes por el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, la funcionaria aseguró que votaron un total de 100 mil 940 personas, de los cuales 281, el 0.3 por ciento, correspondió a votos nulos.

El ejercicio de democracia participativa tuvo lugar en nueve municipios de Campeche; cuatro de Chiapas; 10 de Quintana Roo; tres de Tabasco y 58 de Yucatán, en los que se instalaron 269 mesas que estuvieron abiertas de 8:00 a 18:00 horas.

Únicamente votaron mayores de 18 años presentando identificación oficial como requisito.

El director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, entregó al presidente López Obrador 15 actas de las asambleas regionales donde constan los acuerdos de los pueblos y comunidades.

“Han planteado que sean atendidas sus demandas, sus exigencias en materia de desarrollo, de infraestructura básica, en la cuestión de tenencia de la tierra y de la protección de su patrimonio cultural e intelectual. (…) También han planteado que ellos sean los beneficiarios de este importante proyecto de desarrollo”, detalló.

Entre las peticiones de los pueblos expresadas en la fase informativa del mes anterior, destacan mejoras a la infraestructura local; dar certeza jurídica a terrenos fuera del derecho de vía; aumentar el número de estaciones; combate a la marginación e implementación de los programas sociales, además de informar a detalle sobre el proyecto y sus avances, entre otros.

La nota completa aquí.