CIUDAD DE MÉXICO, 6 de noviembre de 2018.- Con la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, Morena propone un modelo regulación legal estricta de marihuana y el libre mercado regulado por un nuevo Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis (IMRCC).

Este sería un organismo público desconcertado de la Secretaría de Salud cuya en cuya funciones recae el crear la regulación que garantice que el enfoque de salud pública, de reducción de riesgos y daños relacionados con el consumo de la hierba, siempre predominando sobre el interés del comercio y otros creados por la industria del cannabis.

De acuerdo con el proyecto de decreto que se  estima sea presentado este jueves en el Senado de la República, por la morenista Olga Sánchez Cordero Dávila, propuesta como la próxima titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), el IMRCC tendrá como objetivos reglamentar las actividades de plantación, cultivo, cosecha, transporte, almacenaje, producción, elaboración, distribución, comercialización, expendio y venta, en el marco de las disposiciones de la legislación vigente.

Además, aplicar medidas de seguridad, el aseguramiento de productos que se presuma que sean nocivos o que carezcan de los requisitos básicos y, en su caso, aplicar las sanciones que correspondan con las disposiciones vigentes.

Vigilar, revisar, monitorear y fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones de la Ley, así como promover y proponer acciones tendientes a reducir los riesgos y daños asociados al uso de cannabis, de acuerdo con las políticas públicas definidas por Salud, en coordinación de autoridades de los tres órdenes de gobierno.

El Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis evaluaría la regulación de los usos de la marihuana, además de revisar, recabar y difundir la información específica y orientación a los diferentes grupos involucrados en el mercado regulado.

Entre sus facultades, es responsabilidad del IMRCC establecer los lineamientos bajo los cuales se otorgarán las licencias de siembra, cultivo, cosecha, producción, etiquetado, empaquetado, transporte, distribución, venta y comercialización.

También, otorgar licencias y prórrogas para cultivar, cosechar, procesar, almacenar, transportar y vender marihuana para fines personales, medicinales y comerciales, así como implementar medidas afirmativas en el otorgamiento de licencias.

Podrá retirar, suspender o cancelar licencias o prórrogas para cultivar, cosechar, procesar, almacenar, transportar y vender cannabis para fines personales, medicinales y comerciales, y aplicar sanciones administrativas pertinentes por infracciones a las normas regulatorias establecidas en la ley y su reglamentación.

Más información aquí.