ACAPULCO, Gro., 10 de agosto de 2018.- El dirigente estatal de Morena y próximo coordinador del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros planteó debatir la legalización de amapola a través de un proceso más integral que incluya la discusión de la amnistía, ya que “no se trata de aprobar una reforma en particular”.

En entrevista previo a un foro de autoridades electas con militantes de Morena, Sandoval Ballesteros dijo que la postura del próximo gobierno federal , a través de la propuesta para la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, es “que no se trata de aprobar una reforma en particular, sino se trata de construir un proceso que nos lleve hacia la pacificación del país; lo que hemos dicho es que es una de las opciones, que se tienen que abarcar para la pacificación, es una tendencia mundial”.

Insistió que el Congreso del Estado no es quien va a determinar la legalización de la amapola, ya que “hay una primera instancia federal que es el Congreso de la Unión que deberá de discutir esto, pero también hay una cuestión internacional como lo es la ONU”.

Informó que el próximo 28 de agosto será el foro por la pacificación en Acapulco, donde esperan la participación de Andrés Manuel López Obrador, con el fin de abrir debates como el de la amapola, “no creemos que sea una votación la que nos va a resolver esto, debemos de construir un proceso integral”, reiteró.

Explicó que todas las organizaciones sociales, civiles y de desaparecidos están invitados al foro, aunque aún está pendiente la sede y el horario, “se trata de generar un debate hasta llegar a discutir a la amnistía, la cual sería para casos muy específicos, donde familiares estén de acuerdo, esperamos tener una participación importante por organizaciones evidentemente de víctimas y otras más”, expresó.

Por otra parte, de las declaraciones que hicieran diputados locales electos de Morena, quienes rechazaron las reuniones de la alcaldesa electa Adela Román Ocampo y el senador electo Félix Salgado Macedonio con el gobernador Héctor Astudillo Flores, Pablo Amílcar dijo que no se castigará a nadie, ni tampoco será una cacería de brujas.

No obstante, aclaró que “vendrá la dirección nacional a darnos directrices a todo esto, no hemos dicho que la dirección nacional va a sancionar a uno u otro, es muy claro eso, sabemos que en la política se requieren diálogos, que se requieren que haya relaciones entre todos los actores políticos, en ese sentido no estamos persiguiendo o condenando a quien tenga este tipo de diálogos”, finalizó.