ZACATECAS, Zac., 31 de enero de 2017.- En defensa de sus fuentes de trabajo, trabajadores de la industria minera realizaron este martes una serie de protestas públicas en diferentes puntos del estado, como bloqueos carreteros y la toma del aeropuerto local, para demandar al gobierno dar marcha atrás a un impuesto que generaría cierre masivo de minas.

El Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Frente, se añadió en un comunicado, se encuentra movilizado y en “alerta permanente” por la puesta en marcha de una serie de nuevas contribuciones al sector minero en Zacatecas, aprobados por el Congreso local, y que en su opinión atentan contra los empleos de los trabajadores.

El dirigente del sindicato, Carlos Pavón Campos, dijo que el impuesto ecológico que impuso el gobierno estatal y con el que espera recaudar mil 200 millones de pesos por año a cargo de las empresas, en realidad es una estrategia política para tratar de tapar el enorme boquete financiero generado en la entidad en los dos últimos sexenios.

“La preocupación no es por el medio ambiente, que es un tema que regulan las autoridades federales, en realidad, de lo que se trata es de sacar dinero para tapar el agujero que ha dejado la corrupción y la mala administración en los gobiernos de Amalia García y de Miguel Alonso Reyes”, destacó.

Pavón Campos manifestó también que el actual Secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, “es quien generó el quebranto durante el gobierno de Amalia Garcia, de quien también fue Secretario de Finanzas”.

De entonces a la fecha, la deuda del estado se elevó a más de siete mil millones de pesos y se ha vuelto impagable, añadió.

También dijo que el actual gobernador, Alejandro Tello, fue Secretario de Finanzas del anterior gobierno, igual que Cesar Duarte fue de Fidel Herrera en Veracruz y Roberto Borge en Quintana Roo.