CHILPANCINGO, Gro., 26 de abril de 2019.- El delegado del gobierno federal y diputado con licencia, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros consideró que con la decisión de Morena de suspender la sesión del jueves en el Congreso local se mostró altura de miras pues, aunque podían avasallar, se decidió ir por el camino del diálogo.

En entrevista, el funcionario federal rechazó tener injerencia en la vida del Congreso y atribuyó a un golpeteo político el hecho de que lo vinculen a las decisiones en el Poder Legislativo, en donde dijo, tiene muy buena relación con diputados de la fracción que representaba y de otras.

“La verdad es que no quiero entrar a polémica con los diputados, ustedes saben que no me meto mucho en el tema del Legislativo, no quiero polemizar con los diputados del PRI y del PRD, he leído las declaraciones que han hecho, pero lo único que digo es que presenten pruebas, lo que atañe a mí, de que estoy teniendo alguna injerencia o haciendo un desvío de recursos, eso es algo muy grave y les exijo que presenten pruebas”, dijo.

Dijo que los diputados de Morena están en otro ánimo por lo que le pareció muy bueno que el grupo parlamentario unido y con quórum tuvo altura de miras en cuanto al debate y pluralidad en el Congreso.