TLAPA, Gro., 11 de enero de 2019.- El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador intervino por el gobernador Héctor Astudillo Flores, luego de que fue interrumpido con rechiflas por los asistentes a su acto público, en el que los llamó a portarse bien.

“Ya acabó la campaña ahora es el gobierno y tenemos que ser respetuosos de las autoridades, no se resuelve nada a gritos y a sombrerazos, como decía (Benito) Juárez, todo por la razón y el derecho nada por la fuerza, nos vamos a portar bien, vamos a escuchar con respeto al ciudadano gobernador del estado de Guerrero”, expresó.

El presidente se levantó de su asiento en el presídium cuando al comenzar el discurso de Astudillo Flores las personas inconformes lo opacaron; tras llamarlos a portarse bien dijo a los asistentes que levantaran la mano quienes querían que hablara el gobernador, lo mismo para quienes no, y finalmente dijo que se trataba de un empate.

“Va a terminar de ofrecer la bienvenida el gobernador de Guerrero, me canso ganso”, expresó, lo cual aminoró la tensión en la Unidad Deportiva.

El gobernador agradeció a López Obrador y enseguida comentó que desde que ganó las elecciones, fue de los primeros en expresar su más alto reconocimiento y le deseó el mayor de los éxitos.

“Lo hago ahora como presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el gobernador no es conflicto, es solución y cuente usted conmigo para que usted gobierne bien este país, que no es nada sencillo”, concluyó.

El incidente se desarrolló por más de tres minutos, en los que los ánimos de los presentes subieron y bajaron de tono.