ACAPULCO, Gro., 03 de abril de 2015.- Juan Quiñones Hernández, policía comunitario de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), afirma que a pesar del enfrentamiento con los integrantes del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), continuará en la lucha social del grupo encabezado por Bruno Plácido Valerio.

Aún cuando hace dos años asesinaron a su hijo, y durante el enfrentamiento con el FUSDEG le balaceron su casa y fue detenido, el comunitario respalda las acciones de la UPOEG, y relata lo ocurrido la noche del pasado 31 de marzo en San Juan del Reparo.

“Íbamos a hacer una reunión nosotros, ya teníamos la comida y juntada a la gente, y ese grupo de Tierra Colorada (FUSDEG) tapó la carretera y ya no pasó la gente, y llegaron tirando balazos, son malos esos amigos.

“Ellos (…) llegaron gritando que saliéramos y le hablé a los muchachos para que saliéramos y me obedecieron; les dije ‘esto no es para que peleáramos’, y nos entregamos y después ya no nos dejaron ir. Nos llevaron a la base de Tierra Colorada y nos tenían en unos cuartitos chiquitos y éramos como 40, ahí nos golpearon cuando llegamos, y nos dijeron que nos iban a matar”.

“Por qué está pasando esto?”, se le cuestionó. A lo que Juan Quiñones dijo: “No entiendo, porque yo dije que iba a seguir con el grupo donde anduvo mi hijo”.

Se le insistió: “Tiene miedo de regresar a San Juan del Reparo?”. El policía comunitario reitera: “Yo me voy a regresar para allá, pues ya ni modo, voy a estar al tiro; las armas nos las quitaron, nos llevaron en una camioneta ganadera”, concluyó.