El fertilizante: un problema operativo o político

En la retórica de los gobiernos de los años 60s y 70s, cuando leíamos en los diarios que no subiría el azúcar, el huevo y otros productos, los mexicanos ya sabíamos que habría escasez y aumentaría el precio.

¿El asunto de la entrega del abono realmente es muy complicado? Si consideramos las formas en que se hacía antes y lo que el gobierno federal pretende ahora, sí lo es.

Los campesinos siempre han sido los hijos predilectos del régimen, son pobres, ignorantes, con muchas necesidades y muy apegados a la madre tierra. Es parte de nuestra cultura. Esto ha permitido que los gobiernos emanados de la Revolución pudieran controlar a este sector fundamental para el país, son quienes nos dan de comer, para sus fines políticos. Las despensas siempre han funcionado entre los hambrientos.

Bien, recordemos que los líderes campesinos eran de la CNC y esta es un sector del PRI, a menos de que ya los hayan corrido. Estos líderes ponían y quitaban comisarios ejidales y comunales y eran quienes determinaban a quienes se les daba fertilizante. Incluso el insumo se guardaba en sus casas, no en espacios del gobierno municipal.

Era corporativismo puro siempre ligado a la corrupción.

Antes el abono se entregaba a los dueños de las tierras, aunque estos no sembraran. Las rentaban a campesinos sin tierra y el abono que recibían los dueños se lo vendían a los productores.

Emiliano Zapata dijo que la tierra es para quien la trabaja, luego entonces el abono debe ser para quienes la hacen producir. Aunque en estos tiempos hay que saber qué es lo que van a producir.

El gobernador Héctor Astudillo Flores declaró que el problema es operativo y le echó la culpa a los responsables del programa, que son de Morena. Al hacerlo actuó políticamente. El mensaje: el PRI sí sabe gobernar, les ha cumplido a los campesinos, Morena no sabe. Obviamente invita a que en el 2021 voten por su partido. Esto es hacer política.

Las organizaciones campesinas que se veían beneficiadas con la forma de distribuir el fertilizante hoy se sienten afectadas y por eso presionaron para flexibilizar los procedimientos y de esta forma ganar tiempo y las condiciones para presionar.

Error del Estado de la 4T. Debieron llevar a cabo el proceso conforme lo tenían trazado. Era menos riesgo político. De todos modos, en política cualquier decisión beneficia a unos y perjudica a otros. Les falto visión y valor.

Pero también hay que decir que de parte de Morena muchos actuaron y lo seguirán haciendo en función de sus intereses políticos. El más golpeado es Amílcar Sandoval mientras que el senador Félix Salgado Macedonio solo mece la cuna sin hacer ruido.