CHILPANCINGO, Gro., 25 de junio de 2019.- Maestros de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público del fuero común de Tixtla contra el director de esa institución Víctor Gerardo Díaz Vázquez por daños a la moral, abuso de autoridad y lo que resulte, derivado del conflicto ocurrido el pasado 23 de mayo al interior de la escuela, donde fueron trasquilados dos maestros.

La denuncia penal fue interpuesta el jueves 20 de junio del presente año por los maestros José Luis García Peralta y Néstor Encarnación, apoyados por los 135 trabajadores de base de la institución.

Este martes, la normal Raúl Isidro Burgos cumplió un mes y dos días sin clases, porque el pasado 23 de mayo, alumnos de esa institución raparon a los maestros José Luis García y Néstor Encarnación en la explanada de la escuela ante la mirada de todo el personal, y según los maestros, la acción de los estudiantes fue promovida y avalada por el director Víctor Gerardo Díaz.

Maestros de Ayotzinapa informaron que el 22 de mayo, un día antes de la agresión, ocurrió un altercado callejero entre el ex subdirector de la normal Rigoberto Barrera Urióstegui y el director Víctor Gerardo Díaz en Tixtla.

“El ex subdirector Rigoberto se encontraba en una avenida de Tixtla conviviendo con otros maestros de la normal, ahí llegó el director Víctor, pero cuando llegó, Rigoberto le lanzó una lata de cerveza a su automóvil lo que provocó el enojo del director y llamó a los estudiantes de Ayotzinapa a que bloquearan las calles de Tixtla para detener a Rigoberto”, expresaron.

Ese día, en Tixtla no detuvieron a Rigoberto y en consecuencia, 50 normalistas de Ayotzinapa bloquearon dos horas la Autopista del Sol en Chilpancingo para pedir la destitución de Rigoberto Barrera Urióstegui de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), acusándolo de golpear a estudiantes, filtración militar en la normal y la falta de comprobación de 70 millones de pesos.

Al día siguiente, el 23 de mayo, los alumnos raparon a los maestros José Luis García y Néstor Encarnación, presuntamente por órdenes del director, porque un día antes se encontraban conviviendo con el ex subdirector, Rigoberto Barrera. Tras este hecho, la plantilla docente de Ayotzinapa se declaró en paro laboral por falta de condiciones de seguridad y resguardo a su integridad.

El 18 de junio, el secretario de Educación Guerrero Arturo Salgado Urióstegui acudió a Tixtla para dialogar con los trabajadores inconformes, quienes le argumentaron las irregularidades dentro de la normal.

Entre las irregularidades que señalaron están la falta de material para las clases, la manera déspota en la que el director se dirige al personal, el permitir que los alumnos ingresen bebidas alcohólicas a la institución, además de promover un nuevo comité de padres de familia para desplazar a los padres de los 43 desaparecidos, porque según los profesores, Víctor Gerardo Díaz no coincide con el movimiento.

Los docentes señalaron que la denuncia interpuesta ante el Ministerio Público es porque las autoridades de la SEG han sido incapaces de solucionar el conflicto; sostuvieron que regresarán a clases con dos condiciones: la destitución del director Víctor Gerardo Díaz y que existan garantías para laborar en la normal de Ayotzinapa, así como poder terminar con las clases del ciclo escolar 2018-2019.