ACAPULCO, Gro., 22 de octubre de 2018.- El Consejo de Administración de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) durante una reunión a puerta cerrada tomó protesta a Mario Pintos Soberanis como nuevo director de la paramunicipal durante una reunión

En conferencia de prensa tras rendir protesta, Pintos Soberanis, quien ya fungió como director de la paramunicipal, reconoció que la dependencia se encuentra en quiebra financiera, de estructura, social y moral, pues la sociedad acapulqueña no tiene ninguna confianza en la institución.

“CAPAMA está en una quiebra técnica muy severa, en una quiebra financiera, absolutamente terrible, una quiebra social, es cuando la mayor parte de la gente no tiene agua, lo que más me preocupa es la quiebra moral del organismo, la poca credibilidad que tienen con los ciudadanos, poca fe, poca esperanza en la CAPAMA”, aseveró.

Del nombre, Mario Pintos puntualizó que regresaran al de antes, que es CAPAMA, ya que el cambio a Coagua nunca fue autorizado por el mismo Consejo, “vamos a regresar a su nombre original, no quiero acusar a nadie de manera particular y ya serán los organismos fiscalizadores, en un momento más estaré con la auditoría para establecer un programa de inmediato de acción, queremos una entrega-recepción a la dirección general y las distintas áreas muy transparente, ya serán las áreas fiscalizadores quienes tendrán a su cargo la responsabilidad de ver lo demás”.

De la deuda total de la paramunicipal, Mario Pintos confirmó que es de mil 470 millones de pesos, donde tan sólo 450 millones de pesos se deben a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), según le informaron directivos durante una reunión en días pasados.

Otro de los problemas que existen, informó el funcionario municipal, es que no cuentan con recurso para poder pagar la segunda quincena de octubre, por lo cual no tendrán otra opción que pedirle un préstamo al gobierno estatal y en caso de que les sea negado, tendrían que buscar uno bancario, pero en ese caso ocuparían la autorización de todo el Consejo Administrativo.

“No pagaban el sueldo, vamos a hacer una compactación del organograma, es una estructura obesa y no es un organismo fuerte y no va a ser un organismo eficiente, en próximos días van a tener muchas noticias, pero sí les adelanto cosas, ya tenemos un programa emergente que le propusimos al gobernador que necesitamos su apoyo y precisamente el jueves tendremos una reunión en la Ciudad de México”.

Además Pintos Soberanis aseguró que buscará al Colegio de Contadores para pedir su apoyo con un despacho con el fin de que hagan una auditoría a la CAPAMA; aseguró que su compromiso con la ciudadanía es fundamental, “no voy a robar, nadie va a robar, no voy a mentir y no voy a traicionar, nada más con eso”.

De los nombramientos en las direcciones, comentó que en los próximos días los dará a conocer y estarán presentándolos.

Pintos Soberanis fue director de Comunicación Social de René Juárez Cisneros y cercano a Carlos Salomón Cámara, quien fuera vocero del presidente Ernesto Zedillo. Además fue procesado por un fraude en la CAPAMA en el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu y recientemente fue director de los Ángeles Verdes de la Secretaría de Turismo en el gobierno del presidente de la República Enrique Peña Nieto.