ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2016.- El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que quien no ve el problema de delincuencia en Acapulco es porque no quiere verlo como tal, a pesar de que es un asunto que debe preocupar y ocupar a sus gobernantes.

En entrevista en este puerto dijo que “hay una delincuencia en Acapulco no solamente de preocuparse, sino de ocuparse. Es un asunto muy grave el de Acapulco, solamente el que no quiera verlo, no lo reconoce. Y ese tamaño de gravedad debe de estar también el actuar”.

Por otro lado informó que en el caso del Operativo Chilapa se ha disminuido el número de agentes que vigilan el municipio con conflictos de violencia e inseguridad.

“El operativo en Chilapa ya no está en la cantidad de personas que estaban, pero siguen allá una importante cantidad, porque el propósito es hacer un cuartel en breve”, explicó el mandatario estatal.

En otro tema, el gobernador indicó que la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Iguala ofrece un mensaje positivo ante los hechos ocurridos hace más de un año en aquel municipio donde desaparecieron a 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Agregó que pudo percatarse de que los igualtecos y la población en general “lo que quiere es que no se le ubique como un lugar de una tragedia que no tiene remedio, la gente quiere salir adelante”.

Por otra parte, entrevistado la mañana de este jueves en Chilpancingo, Astudillo Flores dijo que escuchó el audio donde supuestamente el contralor Mario Ramos del Carmen, y el secretario de Desarrollo Económico Abel Arredondo Aburto participan en una reunión para atacar en redes sociales al alcalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, y asegura que no son sus voces. 

“Sí, ya platiqué con ellos y ellos me dijeron que no, aparte yo tuve la oportunidad de escuchar el audio y no me parece que sean sus voces”, dijo. Un reportero le preguntó “¿Es grilla entonces gobernador?”, a lo que él contestó: “Tú lo has dicho”, asintió.