CIUDAD DE MÉXICO, 5 de agosto de 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en que la demanda civil que presentó el Gobierno México contra empresas productoras de armamento está apegada a la legalidad, pues no es un hecho injerencista. 

“No es contra el gobierno de Estados Unidos, es un procedimiento civil porque nos afecta el que no haya control sobre las ventas de las armas, no es ir en contra de la enmienda que les da a los estadounidenses el derecho de portar armas, sino la forma en que se fabrican y se venden estas armas que llegan a nuestro país y causa muertes”, arguyó. 

El Primer Mandatario afirmó que no hay ninguna limitación y control; “compran hasta por Internet, estamos hablando de Barret 50 y armas de alto poder que se introducen al país”, advirtió. 

La nota aquí.