CIUDAD DE MÉXICO, 5 de agosto de 2021.- Tras la destitución del magistrado José Luis Vargas, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró una situación de crisis y descomposición en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. 

“De ahí la necesidad de reformar tanto el INE como el Tribunal Electoral”, advirtió el Primer Mandatario sobre la propuesta de proyecto de decreto de Reforma Electoral que alista. 

En conferencia de prensa matutina, el titular del Ejecutivo federal recordó que el nuevo presidente del TEPJF, Reyes Rodríguez Mondragón, lo insultó a través de un mensaje publicado en la cuenta de Twitter del magistrado.

“Lo comento para probar las características de las personas que ocupan estos cargos tan importantes; el nivel moral de los jueces, los magistrados electorales, del organismo que es la última instancia cuya resoluciones son definitivas”, expresó desde el Palacio Nacional.  

El Primer Mandatario aseguró que esto es un corolario de una serie de decisiones que se han tomado en contra de la democracia, como lo que el caso de las candidaturas que le fuero retiradas a los representantes de Michoacán y Guerrero, “con contradicciones evidentes en sus resoluciones”.