TIXTLA, Gro., 25 de septiembre de 2014.- La mañana de este jueves, Santiago Rene Linares Bautista, ex funcionario del ayuntamiento de Tixtla, estuvo a punto de ser privado de su libertad por Arquímedes y Gustavo Alcaraz Guerrero, hijos del presidente municipal, Gustavo Alcaraz Abarca.

De acuerdo a la declaración de Rene Linares, llegó al ayuntamiento alrededor de las nueve de la mañana a firmar una diligencia de un laudo laboral que mantiene desde la administración pasada por despido injustificado.

Al ingresar al área jurídica del ayuntamiento, sin mediar palabra, llegaron los hijos del edil perredista con la intención de llevárselo por la fuerza, pero como pudo escapó.

El ex funcionario asegura que estas personas iban acompañadas por policías municipales, vestidos de civil y con armas de fuego.

Relató que logró refugiarse al interior del área jurídica de la comuna, donde de inmediato reportó el hecho al número de emergencia 066. Hasta el lugar llegaron elementos de la Policía Federal (PF), sector Chilpancingo, quienes a bordo de tres unidades lograron rescatarlo y lo trasladaron a las instalaciones de la PF en Chilpancingo.

En conferencia de prensa, Santiago Rene responsabiliza al alcalde Gustavo Alcaraz Abarca, y a sus hijos, Arquímedes y Gustavo, así como a su hermano Luis Alcaraz Abarca, de lo que pueda sucederle a su familia y a él.

Ante esta agresión en su contra, anunció que interpondrá una denuncia penal en contra del alcalde Gustavo Alcaraz y sus familiares, por el delito de privación ilegal de la libertad y lo que resulte.

Cabe hacer mención que Santiago Rene Linares fue director de Desarrollo Social en la administración de Jorge Luis Campos Espíritu.