CHILPANCINGO, Gro., 1 de diciembre de 2019.- Un joven originario de Toluca denunció haber sido privado de su libertad en esa ciudad y trasladado a un poblado de la sierra de Zirándaro, Tierra Caliente, en donde grupos delictivos entrenan a jóvenes que raptan, como les ocurrió a él y a otros cuatro jóvenes de Estado de México.

El joven llamado Alfredo, de 17 años, estudiante del último semestre de preparatoria, detalló que hace 15 días cuando regresaba de una fiesta de 15 años con otros tres amigos, de entre 17 y 18 años, fueron abordados por una camioneta de hombres armados quienes se los llevaron y les taparon la cara; dijo que tras varias horas llegaron a la comunidad, que escuchó que se llama Las Pilas, municipio de Zirándaro.

Contó que al llegar se encontraron con un joven de Tejupilco, quien también había sido raptado, al igual que decenas de jóvenes que los tenían por grupos de entre 15 y 30 integrantes, a quienes adiestraban.

Detalló que a él lo pusieron a lavar las camionetas que utilizan, pero posteriormente le entregaron una fornitura y un arma larga. “Nos dijeron que nos iban a entrenar para una batalla”, expresó.

Sin embargo, detalló, llegó un grupo de la Guardia Nacional al lugar y todos escaparon; dijo que él estaba en el baño por lo cual decidió acercarse a los efectivos para pedirles ayuda y le dijeron que lo llevarían al Ministerio Público para que pudiera dar su versión, sin embargo en el camino lo lanzaron de la camioneta en La Calera.

Indicó que fue apoyado por pobladores de las comunidades cercanas para poder llegar a la cabecera municipal de Zirándaro, desde donde lanzó un llamado de auxilio para poder volver con su familia y para que los jóvenes que permanecen en la sierra puedan ser rescatados.

“Que me apoyen para poder volver a ver a mi familia, para estar seguros que no nos vaya a pasar nada y protección”, sostuvo.