ACAPULCO, Gro., 14 de mayo de 2020.- El delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros informó que en “días pasados” hombres armados robaron 35 toneladas de fertilizante en el municipio de Juan R. Escudero (Tierra Colorada).

En un comunicado, Sandoval Ballesteros indicó que se ha interpuesto la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de la Republica, por tratarse de bienes propiedad de la nación.

Sobre los hechos, el delegado explicó que el tráiler provenía de Lázaro Cárdenas, Michoacán, con destino a Ayutla, pero al cruzar por Tierra Colorada fue interceptado por armados, quienes sustrajeron 35 toneladas de fertilizante y causaron daños al vehículo, mismo que fue recuperado.

Indicó además que se están haciendo los ajustes necesarios con las líneas de transporte y Pemex, para que haya lineamientos estrictos y pueda hacerse la distribución de manera más organizada y segura, lo que implica el resguardo de los cargamentos por la Guardia Nacional, como es la indicación del gobierno federal.

El delegado lamentó el hecho que se enmarca en una situación de inseguridad, pero  dijo que pudo haberse evitado si el operador del tráiler, o su empresa de transporte, hubiese solicitado el debido apoyo de los efectivos de seguridad.

“Vamos a tomar medidas dentro del Programa y dentro de la actuación de las instituciones de seguridad pública para que se mejore el resguardo de los cargamentos de fertilizante, específicamente en esta región, pero también en todo el estado, porque va a aumentar el flujo del insumo en los siguientes días”, recalcó.

Dijo que afortunadamente se tiene la experiencia del año pasado con la aplicación de este programa y sus contratiempos.

“Queremos evitar saqueos, para que las cargas lleguen íntegramente a las bodegas y de ahí a las manos de los campesinos. Tenemos el compromiso de entregar tempranamente este insumo a los productores inscritos en el programa”, abundó.

Sobre la distribución del insumo hasta este momento, el delegado aseguró que ya hay aproximadamente 60 mil toneladas de fertilizante distribuidas en las bodegas de distintas regiones de Guerrero.