IGUALA, Gro., 15 de mayo de 2017.- El pastor de la Iglesia Cristiana Casa de Dios, Ricardo Mendoza Pastrana, aseveró que “el estado de Guerrero está ardiendo, quemándose, y las personas e instituciones encargadas de impartir justicia, lo único que hacen es impartir impunidad, se inclinan a favor de quienes le dan dinero”.

Entrevistado después de protestar junto a 40 feligreses en las instalaciones del Palacio de Justicia de Iguala, el pastor informó que hace siete años compraron un predio de mil 200 metros cuadrados, en el que han construido el espacio para sus oraciones, sin embargo, ahora, la misma persona que les vendió el terreno se los quiere despojar.

Explicó que el dueño, Marcelo Benito Peña, les vendió el predio a través de Arturo Carreón Moyao, a quien se le pagó a plazos 360 mil pesos y que, incluso, una hermana del dueño también recibió dinero como parte del pago del predio.

El pastor señaló que ahora pretenden desalojarlos del predio y que el dueño tiene como abogado a Raúl Flores Quinto, quien ha estado preso, a quien acusó de allanar el templo, mismo del que se han perdido objetos.

Mendoza Pastrana aseveró que han entregado diversas pruebas de la compra-venta del terreno (que está a nombre de dos feligreses, quienes en su momento deberán donar el predio a la asociación a la que pertenece la iglesia).

“Hemos presentado documentos y hasta videos, pero el juez no quiere aceptar los elementos que hemos presentado. Nosotros solo queremos que se haga justicia, porque este espacio que hemos comprado con mucho sacrificio es para nuestra Iglesia y nos lo quieren arrebatar”, explicó.

Indicó que por desgracia en Guerrero el sistema de justicia está podrido y corrompido, “para todo nos piden dinero y no aceptan nuestras pruebas. Se ve que la balanza está inclinada a favor de quienes tienen dinero”, lamentó.

Mendoza Pastrana señaló que el dueño del terreno ahora está haciendo tratos con uno de los hermanos del diputado local priista, David Gama Pérez, por lo que les preocupa que les vayan a quitar su templo.