ACAPULCO, Gro., 5 de septiembre de 2019.- Una mujer denunció presunta negligencia en el Hospital General Juventino Rodríguez, pues señaló que los médicos por poco y dejan que naciera su bebé en la camilla y además, por su descuido se le desprendió el cordón umbilical, lo que podría provocar su muerte por infección.

La afectada, Ana Lilia Castro Corona pidió a las autoridades de la Secretaría de Salud (Ssa) estatal y al gobernador Héctor Astudillo Flores su intervención en este caso, pues a la bebé tuvieron que hacerle costuras y ahora no puede sanar desde que nació. “Tiene fiebre constantemente y no le sana el ombligo y los médicos no la quieren atender “, dijo la angustiada madre.

En el hospital lejos de atenderla impidieron el paso de reporteros, por lo que cual afuera de las instalaciones, Ana Lilia Castro narró que el pasado 25 de agosto dio a luz a su bebé y que en un primer momento, los doctores la habían regresado a su casa para que en 15 días volviera a acudir.

“Ya se me había roto la fuente aun así me regresaron, hasta que fui con una persona que me recomendara porque sentía que el parto ya venía, ahí los que me atendieron me gritaban que no lo tuviera en la camilla por que tendrían problema por lo que tuve que aguantarme hasta que llegue a la cama, ahí la tuve”.

Dijo que le parecía extraño que después del parto no le querían enseñar a la bebé y que después de tantas preguntas fue que los médicos accedieron “de la boca de ellos me dijeron que a la bebé le habían desprendido el cordón y que estaba infectada por lo que tratarían de curarla, pero aun así me mandaron a la casa sin atenderla”.

Agregó que “los mismos doctores me dijeron que se le había desprendido su ombligo y me la entregaron así, ya tiene varios días que tiene infección y no se la pueden quitar y bueno he acudido con médicos particulares, pero aparte de que es costoso no sana y se me acabó el dinero y aquí no quieren atenderla, siendo que fueron ellos quienes cortaron mal el cordón umbilical”.