ACAPULCO, Gro., 26 de junio de 2014.- Abogados defensores de grupos ambientalistas denunciaron la invasión de zonas protegidas en el parque nacional El Veladero en complicidad con autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el Fideicomiso Acapulco y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del municipio.

Los inconformes aseguraron que el Fideicomiso Acapulco vendió terrenos a sus empleados a precios bajos, así como a funcionarios de alto nivel, entre los que figurarán la secretaria de Turismo Federal, Claudia Ruiz Massieu, entre otros directivos del gobierno municipal del que no revelaron los nombres.

El representante de los ambientalistas, Javier Ruiz Gutiérrez, señaló que en el terreno localizado en Cumbres de Llano Largo, cerca del Jardín Botánico, particulares construyen un fraccionamiento sin contar con estudios de impacto ambiental, ni licencia de construcción de parte de Obras Públicas.

“Llevaron a cabo ventas de terrenos a los propios empleados, lo cual es ilegal desde el marco jurídico de la entidad, los vendieron a precios muy bajos y hay una lista de las personas a las que se les vendieron los terrenos localizados en la zona protegida de Acapulco entre los cuales aparecen Claudia Ruiz Massieu”.

Ruiz Gutiérrez aseveró que el Fideicomiso se ha negado a mostrar los documentos de cómo se entregaron los terrenos, “Nos han dado puras largas, tenemos años de lucha y no podemos saber cómo se entregaron esos terrenos, que están en zona protegida y afectan el medio ambiente”.

Por su parte, Daniel Galván Peláez, representante ecologista, dijo que el asentamiento es irregular y se han vendido los terrenos de manera ilegal en complicidad con las autoridades, y la mayoría de los dueños son políticos y sus familiares.

“Estamos inconformes por esta situación, porque esos terrenos fueron vendidos de manera ilegal y a familiares de políticos, además es una zona protegida y han tirado árboles y afectado la ecología de la ciudad”.

Ambos ambientalistas pidieron la intervención del gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero y las autoridades federales para que paren las construcciones y eviten el ecocidio en el parque nacional El Veladero.