ZIHUATANEJO, Gro., 30 de agosto de 2019.- Empacadores de la tercera edad que laboran en la tienda Bodega Aurrerá de este municipio, denunciaron maltrato por parte de sus superiores, cajeras y clientes, y señalaron que aunque han interpuesto quejas ante distintas instancias siguen sin obtener una respuesta. 

Uno de los afectados, quien solicitó la omisión de su nombre, expresó que los empacadores tienen prohibido contestar ante los maltratos que sufren, y además no se les permite descansar, pese a que no haya actividad en cajas, pues los obligan a estar parados esperando a que lleguen clientes.

En promedio, son 30 adultos mayores los que laboran en tres turnos en este supermercado, en el que ganan su sustento diario con las propinas que les dejan los clientes porque no perciben un salario.

El entrevistado dijo que él fue dado de baja sin motivo alguno y al intentar poner su queja ante instancias locales, no obtuvo ninguna respuesta. Dijo que inclusive llamó vía telefónica a la oficina regional de los Derechos Humanos, ubicada en Tecpan, pero le indicaron que no podían actuar.

Agregó que muchos ya presentan problemas de salud debido a su edad y algunos dependen exclusivamente de las propinas, porque con lo obtenido, compran sus alimentos, medicamentos y cubren otras necesidades básicas.