ACAPULCO, Gro., 17 de agosto de 2019.- El delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros consideró que el desabasto de vacunas en la entidad no es grave, pues “todavía no se convierte en una emergencia”, aunque reconoció que es preocupante. 

En declaraciones al acudir al informe de la senadora de Morena Nestora Salgado García, el funcionario dijo que el faltante de casi 19 mil dosis para menores de seis años es culpa del gobierno federal anterior, pues en noviembre pasado canceló una compra para abastecer durante varios meses las bodegas del estado. 

Sandoval Ballesteros aseguró que la actual administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador ya hizo la compra, por lo que el abasto quedará regularizado en “unas semanas”, pero no precisó cuántas. 

Sobre el programa gratuito de fertilizante, dijo que el gobierno estatal, mediante el titular de Sagadegro, Juan José Castro Justo, se comprometió a que los vales entregados sin canjear, serían “atendidos”, pues en la región La Montaña es la que tiene más “pendientes”.