ACAPULCO, Gro., 15 de junio de 2018.- El integrante del Frente Progresista Guerrerense, Eloy Cisneros Guillén, denunció que policías municipales “bien equipados con armas de alto poder” desalojaron durante la madrugada sus oficinas ubicadas en el edificio de la Coprera, lo que calificó como una intimidación por apoyar a Morena.

En entrevista con Quadratín, Eloy Cisneros denunció que en un principio los uniformados no presentaron ninguna orden de desalojo, pero después de varios minutos y solicitudes sólo presentaron la “carátula” del documento, y señaló que el Frente cuentan con un amparo que desde hace más de seis meses fue promovido por su representante legal.

Indicó que durante el desalojo se registró un altercado entre policías e integrantes del Frente, “ellos empezaron a insultarnos y decirnos groserías, es por eso que un compañero se molestó y hubo un altercado”, indicó.

“Hacemos responsables al juez cuarto distrito, es quien autorizó el desalojo a pesar del amparo, están violando la ley y los hacemos responsables de este hecho y todo lo que nos pueda pasar, así como también a las autoridades que validaron dicha autorización del desalojo”, afirmó.

Por otra parte comentó que en esta ocasión es un dueño del edificio diferente al de la última vez que intentaron desalojarlos. “En seis meses han salido muchos dueños, siempre están cambiando para tratar de quitarnos”, concluyó.