ACAPULCO, Gro., 5 de abril de 2019.- Policías estatales desalojaron de las casetas de La Venta a padres de familia de la escuela primaria Juan Escutia, quienes bloqueaban de manera intermitente desde las 8:40 de la mañana para exigir que se termine la reconstrucción del plantel.

Luego de poco más de dos horas de protesta y tras diálogos fallidos con la Policía Federal y autoridades educativas, los padres fueron replegados a empujones por agentes estatales con equipo antimotín.

La acción provocó el enojo de los manifestantes y se hicieron de palabras con los efectivos, quienes los mantienen rodeados, sobre la banqueta a un lado de los módulos de cobro.

Al lugar llegó el director del Instituto Guerrerense de la Infraestructura Física Educativa (IGIFE), Jorge Alcocer Navarrete, quien platicó con los padres y acordó trasladar el diálogo a la escuela.