CHILPANCINGO, Gro., 10 de marzo de 2019.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), consideró poco probable que los recientes hallazgos de tortugas muertas sobre la franja de playa de Acapulco y Costa Grande se deba a la caza furtiva.

Mediante un comunicado emitido este domingo, la dependencia estatal informó que de acuerdo con las primeras investigaciones los decesos de ejemplares de especies prietas (Chelonia agassizi) y golfina (Lepidochelys olivácea) se han dado al interior del océano, por lo que el caso se atiende bajo el protocolo de varamiento de especies marinas.

Informó que como parte de los trabajos, encabezados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), se llevan a cabo labores de inspección, vigilancia e investigación para encontrar posibles causas relacionadas con la actividad humana que pudieran ocasionar la muerte de las tortugas.