ACAPULCO, Gro., 1 de abril 2020.- El presidente de los Industriales de la masa y la tortilla en Guerrero, Arcadio Santos Castro, aseguró que el precio de la tortilla no subirá a pesar de que las ventas cayeron 50 por ciento por la contingencia del Covid 19.

En conferencia de prensa, el dirigente advirtió que no serán suficientes las mil toneladas de maíz que adquirió el gobierno estatal para apoyar al sector, pero agradeció la voluntad del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Indicó que las tortillerías trabajan con dificultades económicas debido a la baja demanda de los restaurantes y hoteles por la emergencia sanitaria.

Santos Castro puntualizó que a pesar de la situación económica, el sector de la masa y la tortilla se solidariza con los guerrerenses y anunció que se sancionará a los establecimientos que aumenten el precio del kilo de tortilla, el cual oscila entre 18 y 20 pesos.

Reiteró su llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para castigar a las empresas productoras de harina y maíz que han encarecido los insumos.