ACAPULCO, Gro., 15 de agosto de 2019.- El regidor porteño Alain Rodríguez Serrano desestimó la suspensión de derechos partidarios que le impuso la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, luego de la denuncia por violencia de género que promovió la diputada local del mismo partido, Yoloczin Domínguez Serna.

En entrevista para Quadratín aclaró que sus obligaciones como servidor público no fueron restringidas, pues no fue expulsado de Morena. 

Asimismo negó promover que la legisladora deje la curul para que sea ocupada por su cuñada, Jeanette Díaz Palma, como lo difundiera el conductor del programa Pido la palabra, Miguel Ángel López Sotelo, en su cuenta de Facebook. 

“La resolución dice suspensión de derechos partidarios y no dice expulsión del partido; hay diferentes sanciones y lo que hicieron fue suspender mis derechos durante un año, pero sigo siendo parte de Morena y sigo siendo parte de la bancada de Morena en Cabildo, no hay ningún problema. Vamos a esperar a que transcurra un año para poder reanudar mis derechos partidarios y afortunadamente no hay elecciones internas. No pasa nada. Todo queda normal y no voy a tomar ninguna acción contra ningún compañero para mantener la unidad del partido”, declaró. 

Respecto a lo dicho por el secretario general de Morena en Guerrero, Marcial Rodríguez Saldaña, quien sostuvo que sus derechos como militante no son reconocidos, respondió que existe diferencia entre suspensión y expulsión. 

“El doctor y ex rector siempre anda buscando con quién pelear al interior del partido y ¿por qué no le responde al gobernador (Héctor Astudillo Flores)? que se la pasa diciendo que la cuarta transformación no ha llegado a Guerrero- ¿Sólo tiene la encomienda de aplaudirle al gobernador y pelearse al interior del partido?”, cuestionó el regidor de Acapulco. 

“Tengo una especialidad en derecho electoral y sé que eso no se puede hacer. No pretendo hacer nada de eso y lo único que pretendo es trabajar; ni siquiera soy yo quien está moviendo este tema, sino la diputada Yoloczin, que quiere atraer los reflectores mediáticamente”, añadió 

Por último, recordó que Domínguez Serna promovió una campaña de odio llamándolo “esclavo” de manera peyorativa, en referencia a su color de piel. “No sé qué problemas tiene contra los afromexicanos y ese es su problema. Tengo principios morales muy claros y sé que cualquier tipo de racismo por color de piel no es bueno”, concluyó.