CHILPANCINGO, Gro., 7 de noviembre de 2016.- Luego de que 22 niños escaparan de la Casa Hogar del DIF estatal en la capital ayer domingo, el presidente de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno, aseguró que las primeras investigaciones arrojan que esta acción obedece a “la desatención de la directora”.

Informó que el organismo inició una investigación sobre las denuncias que interpusieron los niños y podría emitir una recomendación a la directora Jazmín Terrazas Valente, pero no a la dependencia.

Navarrete Magdaleno deslindó responsabilidades al DIF estatal al argumentar que “la imputada de los malos tratos es la directora, y la recomendación es contra quien ejerce las acciones de violaciones de derechos humanos y necesariamente a la institución”.

No obstante, la Coddehum ya había iniciado una investigación en la Casa Hogar del DIF estatal en Chilpancingo, desde hace 20 días porque los jóvenes sufrían “problemas gastrointestinales por malos alimentos”, indicó.