MORELIA, Mich., 22 de junio de 2016.- La Contraloría Interna del Congreso del Estado detectó 30 trabajadores que no acudían a su puesto de trabajo, motivo por el que fueron dados de baja y las plazas canceladas, informó el titular del área Ignacio Alvarado Laris.

El funcionario parlamentario indicó que esas plazas eran ocupadas tanto por personal de base, integrantes del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo (Stasple), como de la confianza de los legisladores.

Adicionalmente, dijo que se ha finiquitado a otros 50 trabajadores cuyas plazas forman parte del paquete de 120 que fueron autorizadas en 2015 por los integrantes de la 72 legislatura y que todavía están sujetas a revisión.

La nota en Quadratín Michoacán.