ACAPULCO, Gro., 13 de noviembre de 2019.- En un nuevo dispositivo de seguridad en el poblado de Xaltianguis, cinco hombres y una mujer fueron detenidos, tres casas fueron cateadas y un poco más de una docena de vehículos, chalecos antibalas, presunta droga, una motocicleta y artefactos con explosivos, fueron decomisados.

A las 10:00 horas, efectivos de la Guardia Nacional, Marina, policías federales, estatales y ministeriales llegaron a bordo de 50 patrullas, encabezados por el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila y le secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca, quienes revisan y mantienen una reunión en la comandancia del Sistema de Seguridad de Xaltianguis, mejor conocidos como Los Dumbos.

Un helicóptero de la Marina sobrevuela el poblado y otras comunidades aledañas, mientras que en la entrada de la comunidad hay retenes de soldados y policías estatales, quienes revisan a todos los automovilistas que circulan por la carretera federal.

Vecinos indican que desde la noche del martes, algunas personas empezaron a salir con maletas desde la comunidad, por temor a Los Dumbos, quienes señalaron que ya empezaron a realizar cobros de extorsión y privación de la libertad.

Durante el dispositivo, los habitantes han empezado a salir de sus casas, pues desde los enfrentamientos del pasado decidieron encerrarse; ya se observan negocios abiertos, sin embargo, sólo es la mitad de la población que se ha atrevido a salir.

Las secuelas han sido grandes; los alumnos no han acudido a tomar clases, el transporte público apenas comienza a realizar sus actividades normales, entre la población persiste el temor, ante la circulación de rumores de que Los Dumbos han envenenado el agua potable y han hecho otros daños.