ACAPULCO, Gro., 14 de marzo de 2019. – El presidente médico de la Federación Mexicana de Diabetes, Héctor Sánchez Mijangos, alertó que esta enfermedad, asociada a la obesidad, no sólo representa un problema de salud pública, sino que también implica una situación de alerta económica.

Durante su participación en el 31 Congreso Mexicano de Diabetes, Sánchez Mijangos informó que siete de cada 10 mexicanos son obesos, y que México se mantiene en el primer sitio a nivel mundial con el mayor número de niños obesos, quienes podrían desarrollar insuficiencia renal, ceguera y sufrir amputaciones.

Sostuvo que Guerrero es un caso de éxito porque hay muchas clínicas que trabajan en la diabetes, de ahí que se decidiera realizar el congreso en Acapulco, pues se labora en capacitar a los médicos y a pacientes; no obstante, afirmó que el problema rebasa la capacidad del sector de Salud pública.

En cifras estatales, indicó que esta es la primera causa de muerte en Guerrero, donde 60 mil personas viven con este padecimiento, pero sólo 10 mil se encuentran bajo control médico.