CIUDAD DE MÉXICO, 15 de agosto de 2016.- El presidente de la República Enrique Peña Nieto señaló que no se debe confundir el espacio de diálogo que el gobierno federal ha tenido con la CNTE como una posibilidad de abrogar la reforma educativa.

En entrevista con Joaquín López Dóriga en la Residencia oficial de Los Pinos, el mandatario federal señaló que entiende la postura que ha manifestado el empresariado que se ha visto afectado por las movilizaciones de los maestros.

“Quiero decirles que mi gobierno está firme y decidido a actuar agotando primero el espacio de diálogo y si eso no da margen para que se deponga esto que causa molestias y que lastima al comercio, así como la actividad económica, pues entonces tenemos que recurrir a los atributos y a la capacidad que tiene el Estado mexicano”, dijo Peña Nieto.

Al ser cuestionado sobre si existe algún temor de utilizar la fuerza pública, el jefe del Ejecutivo dijo que ese es el último recurso que tiene el Estado mexicano.

La nota completa en Quadratín México.