CHILPANCINGO, Gro., 22 de mayo de 2018.- El presidente del PRD en Guerrero Ricardo Ángel Barrientos Ríos y el del PRD Marco Antonio Maganda Villalba se pronunciaron en contra del diálogo del obispo Salvador Rangel Mendoza con el narco, no obstante, señalaron que refleja la desesperación que hay por la falta de seguridad.

En entrevista, Barrientos Ríos dijo que en el PRD sólo tienen conocimiento del tema por los medios de comunicación, sin embargo opinó que no es responsabilidad de la Iglesia, aunque como pastores se preocupan.

“Ellos preocupados por las situaciones que viven regiones del estado; no son las formas correctas, pero a la ausencia, la presencia de quien de alguna manera puede tener acceso a eso”, expresó.

Por su parte, Maganda Villalba aseveró que el PAN siempre va a rechazar ese tipo de acciones impulsadas por cualquier ciudadano.

“Pactar con delincuentes nosotros vemos muy mal eso y lo único que nos hace ver es la desesperación en que viven los guerrerenses y la falta de cumplimiento en la responsabilidad de las autoridades que son encargados de la seguridad”, sostuvo.

Dijo que para el PAN hasta el momento la Mesa Electoral no ha funcionado, ya que de las dos solicitudes que han hecho de seguridad, ninguna ha sido respondida.

Quadratín Guerrero informó que el obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa Salvador Rangel reveló que algunos candidatos de distintas zonas, le han pedido que continúe con el diálogo con grupos delincuenciales para unas campañas tranquilas.