CIUDAD DE MÉXICO, 31 de octubre de 2018.- La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió anular la elección del Ayuntamiento de Monterrey, mientras los priistas aplauden la decisión, los panistas señalan como grave “desconocer la voluntad ciudadana” y califican de un “cínico robo”, esta resolución.

La Sala Superior del TEPJF resolvió la noche de este martes anular la elección del Ayuntamiento de Monterrey, Nuevo León, donde se había dado el triunfo al candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe de Jesús Cantú, sobre el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Adrián de la Garza, en el proceso electoral del pasado 1 de julio.

El resolutivo de nulidad aprobado por el TEPJF en el caso de los comicios de Monterrey, después de una revisión exhaustiva, fue propuesto por el magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera y se fundamentó en la violación de la cadena de custodia de los paquetes electorales y las inconsistencias encontradas en el cómputo de la elección.

“Debido al cúmulo de irregularidades, las autoridades electorales determinaron que fueron vulnerados los principios de certeza y autenticidad de la elección municipal, por lo que deberá volver a realizarse”, refiere el PRI en un comunicado.

“Damos la bienvenida a las decisiones del TEPJF que confirman nuestros triunfos en los municipios nuevoleoneses de Allende, General Zaragoza, Linares, Anáhuac y El Carmen. El PRI se compromete a dar buenos resultados desde estas presidencias municipales. También se confirmaron los triunfos en Guadalupe, Santiago, Apodaca, Hualahuises y Juárez. Nuestro partido celebra estas decisiones. Ganó la democracia”, agregó por medio de sus redes sociales el partido tricolor.

Por su parte, los panistas expresaron su rechazo a la decisión del máximo Tribunal y arremeten en contra de los priistas y los servidores públicos señalando una presunta complicidad.

“La dirigencia nacional del PAN no comparte la resolución que esta noche emitió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a la elección de los presidentes municipales de Monterrey y Guadalupe, en el estado de Nuevo León. Para el panismo nacional es muy grave que la voluntad ciudadana expresada en las urnas el pasado 1 de julio sea violada de esta forma, y que se vea reducida a un acuerdo entre el PRI y un grupo de funcionarios que, de esta forma, traicionaron su juramento de proteger, defender y fomentar la democracia”, dijo por medio de un comunicado.

La nota aquí.