ACAPULCO, Gro., 11 de mayo de 2017.- El fiscal Xavier Olea Peláez otorgó al diputado con licencia Saúl Beltrán Orozco “una ventaja indebida para sustraerse de la acción de la justicia”, y “está obligado a detenerlo”, afirmó el presidente del Colegio de Abogados del Estado de Guerrero, Victoriano Sánchez Carbajal.

Entrevistado sobre la declaración del fiscal a un noticiero radiofónico de Chilpancingo, al que reveló que el Congreso del Estado le pidió no detener al Beltrán Orozco, acusado de homicidio y nexos con el líder criminal Raybel Jacobo de Almonte, alias El Tequilero, el jurista consideró que se trata de “una argumentación sin sustento”.

Lo anterior porque los diputados iniciaron un juicio de procedencia y otorgaron licencia a Beltrán, con lo cual perdió su inmunidad “y el fiscal está obligado a proceder”.

Sánchez Carbajal subrayó que el proceso contra el también ex alcalde de San Miguel Totolapan “tiene sus orígenes viciados en la ilegalidad”.

Recapituló que la Fiscalía solicitó orden de aprehensión en su contra y omitió informar al juez que la otorgó “que se trataba de un servidor público con fuero constitucional”, lo cual tuvo oportunidad de subsanarlo aportando nuevos elementos de prueba (informar al juez que se trataba de un legislador con fuero) para que se dejara sin efecto.

Dijo que por el contrario, solicitó juicio de procedencia al Congreso y que ahora al declarar que no puede detenerlo, argumentando un fuero del que Saúl Beltrán ya no goza, le otorgó “una ventaja indebida para sustraerse de la justicia”.

Señaló finalmente que con lo anterior incurre en prevaricato debido a que causa daño jurídico y a la vez una ventaja indebida, lo cual está sancionado hasta con cinco años de prisión por el artículo 302 del Código Penal del Estado.