CHILPANCINGO, Gro., 6 de septiembre de 2019.- Integrantes de la organización feminista Las Revueltas y del Frente Nacional Para la Sororidad acusaron que el diputado local de Morena, Moisés Reyes Sandoval, se apropió del trabajo de la sociedad civil luego de que en la sesión del jueves presentó una iniciativa de reforma al Código Penal para castigar la violencia cibernética, y lo exhortaron a dar la cara.

La iniciativa presentada por Reyes Sandoval para castigar la violencia cibernética el jueves es alterna a la presentada por su compañera de bancada, Erika Valencia Cardona, en mayo de 2018, en la que se busca tipificar la violencia digital dentro de la Ley 553, de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia, y que forma parte de las tres reformas que conforman la Ley Olimpia. La fundamentación de ambas es similar.

Este viernes mediante un comunicado, las activistas criticaron que el legislador tiene conocimiento que la visibilización de esos delitos es una lucha de las activistas desde hace años, y que incluso él estuvo presente en la sesión de la Comisión de Justicia en la que les abrieron las puertas tras protestar en el Congreso el pasado 6 de agosto.

Recordaron que incluso Reyes Sandoval se negaba a dejarlas participar con el argumento de que era reunión de la Comisión, a lo cual se opusieron la panista Guadalupe González Suástegui y el priísta Omar Jalil Flores Majul, quienes las invitaron al diálogo por ser las que habían trabajado y promovido la iniciativa.

“Exhortamos al diputado Moisés Reyes Sandoval a que le dé la cara la ciudadanía y explique por qué motivo se adjudicó una iniciativa proveniente de la sociedad civil, si su intención es fortalecer y caminar con nosotras nos hubiera apoyado tanto él como su partido Morena a visibilizar y difundir de qué se trata la Ley Olimpia, ya que desde marzo de este año tenían conocimiento de la propuesta”, expresaron.