ACAPULCO, Gro., 21 de julio de 2014.- Pese a que el gobernador Ángel Aguirre Rivero y el alcalde Luis Walton habrían asegurado que la playa Hornos no está contaminada, dependencias federales y estatales colocaron una lona con leyenda “zona en supervisión”, no obstante familias enteras disfrutaron este domingo de las olas del mar.

Según lo publicado en El Sur de Acapulco, prestadores de servicios turísticos de playa Hornos consideraron que los resultados que reportó la Comisión Federal para Riesgos Sanitarios (Cofepris), de altos niveles de microorganismos fecales en esa playa podrían provenir de un tubo que descarga aguas residuales desde que funciona el “edificio inteligente”.

Sin embargo, los prestadores de servicios turísticos aseguraron que a los bañistas no les importa meterse a nadar así. “A veces hay peces muertos y les explicamos que es de los barcos que pescan y los que no les gustan los tiran y el mar saca todo, como la basura después de las lluvias”, dijo Andrés González Flores.

La Cofepris informó el pasado miércoles que cinco playas de Acapulco, entre ellas playa Hornos, no eran aptas para el uso recreativo debido a los altos niveles de microorganismos fecales; además mencionaba a la Roqueta, Caleta, Tlacopanocha y playa Suave.

Sobre las playas Hornos y Suave, la primera, según el reporte de la Cofepris, obtuvo 392 microorganismos fecales por cada cien mililitros de agua; y la segunda obtuvo 219.

De las cinco playas con riesgo para bañistas, estas dos tienen el menor índice de contaminación, a ambas playas la separa el canal de Aguas Blancas.

Lee la nota completa aquí: http://bit.ly/UmuUUb