ACAPULCO, Gro., 1 de noviembre de 2020.- Más de 300 personas fueron retiradas de una fiesta tras un dispositivo en el que participaron funcionarios y efectivos de seguridad, en este puerto.

En un boletín se informó que en las operaciones participó el Ejército, Marina, Guardia Nacional, Policía Estatal y Municipal, para constatar que los establecimientos cumplan con las medidas sanitarias.

El resultado del dispositivo fue la disipación de una fiesta con más de 300 personas, la clausura de dos bares que registraban aforo superior al porcentaje permitido y el cierre de un jardín de fiestas que incumplían con las disposiciones sanitarias.

Se reiteró el llamado a visitantes y locales para que sean responsables y conscientes de la pandemia que estamos viviendo, y llevar a cabo los protocolos sanitarios necesarios para evitar el rebrote de contagios de Covid 19.