ACAPULCO, Gro., 22 de octubre de 2019.- El gobierno federal utilizó gas lacrimógeno para dispersar una protesta de alcaldes, entre ellos perredistas de Guerrero, quienes se manifestaron este martes en Palacio Nacional, publicó El Financiero.

El vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas reconoció lo acontecido, pero aclaró que esto se hizo porque los que protestaban “pusieron en riesgo” la vida de los trabajadores que se encuentran haciendo labores de restauración en el lugar.

“Por eso se detonó este dispositivo de usar gas lacrimógeno, pero no se le roció a nadie y fue al ambiente, fue para evitar que siguiera la presión de la gente”, declaró a medios.