CIUDAD DE MÉXICO., 3 de julio de 2019.- Luego de que se diera a conocer la noticia de que 22 personas fueron privadas de su libertad por un comando que irrumpió en un call center de Cancún, Quintana Roo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que esta situación se debe a una diferencia entre grupos criminales.

López Obrador indicó que durante su reunión con el gabinete de seguridad, fue informado sobre el hecho en el que 22 jóvenes trabajadores fueron plagiados durante la noche del martes.

Aseguró que todavía no es momento de hablar de un secuestro masivo, ya que el gobierno de Quintana Roo informó que está situación se debía a un conflicto entre dos grupos.

“Parece que fue por el conflicto de dos grupos, todavía no se puede hablar de secuestro, si son diferencias entre grupos que están en disputa por eso no se considera que hay secuestro”, expresó.

La nota en Quadratín México.