CHILPANCINGO, Gro., 25 de junio de 2019.- La presidenta de la Asociación Guerrerense Contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar indicó que en lo que va del año, se han registrado 94 casos de feminicidios y ninguno se ha resuelto en la entidad, además de que se carece de información sobre el estado que guardan los procesos judiciales.

En conferencia de prensa, la activista propuso la conformación de contralorías ciudadanas, debido a que a dos años de que el gobernador, Héctor Astudillo Flores declaró la Alerta de Genero para ocho municipios, la violencia no cesa.

“A pesar de que en este mismo periodo se han destinado un total de 46 millones 431 mil pesos a acciones de la emergencia, no se cuentan con informes de cumplimiento, ni evaluaciones de impacto y ni con la rendición de cuentas de su ejercicio fiscal en el portal del Conavim”, dijo.

Llamó a la sociedad civil, a las universidades, a las unidades de género, así como a grupos feministas, a conformar contralorías ciudadanas por la seguridad, la vida y la libertad de las mujeres y las niñas en el estado.

Por su parte, la dirigente del Grupo Interdisciplinario para la Igualdad, Rosa María Gómez Saavedra advirtió que las cifras de violencia son alarmantes porque podría superar otros años.

Recordó que en el 2017 se documentaron 165 casos de feminicidios, en 2018 fueron 233 y en estos seis meses se han registrado 94, y agregó que desconoce el funcionamiento del Programa de Atención a las Víctimas de Feminicidio.