CHILPANCINGO, Gro., 24 de abril de 2020.- Propietarios de negocios de la capital exigieron una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores para exponerle los motivos por los que se niegan a cerrar sus puertas en plena Fase 3 de Covid 19. 

En conferencia de prensa, Javier Méndez, propietario de un salón de belleza en Chilpancingo, explicó que hace tres semanas el ayuntamiento les notificó del cierre de los negocios, orden que distintos locales acataron voluntariamente, mientras que otros más fueron cerrados de manera violenta por empleados de Gobernación.

Argumentó que al igual que otros, él sigue dando servicio porque el gobierno municipal no les dio alternativas para no enfrentar pérdidas económicas, por lo que diversos negocios tuvieron que volver abrir para poder pagar la renta, servicios y evitar despedir a sus trabajadores.

El estilista afirmó que son unos 385 negocios que siguen abiertos en el centro de la ciudad y anunció que no cerrarán, a menos que les den opciones para sobrellevar la crisis financiera. Asimismo dijo que van a laborar con las medidas sanitarias correspondientes, pues son más de mil 200 familias que dependen de estos comercios.

Añadió que buscan reunirse con el gobernador porque el alcalde Antonio Gaspar Beltrán les prometió una junta para el 22 de abril, pero les canceló y pospuso la cita hasta nuevo aviso.