ACAPULCO, Gro., 18 de julio de 2014.- Escurrimientos de aguas negras, las lluvias y defecaderos son algunas de las causas que contaminan las playas en Acapulco, reconoció la Secretaría de Salud de Guerrero.

En pleno periodo vacacional, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó sobre los altos niveles de microorganismos fecales detectados en las playas La Roqueta, Tlacopanocha, Hornos, Caleta y Suave, en Acapulco, entre el 17 y el 29 de junio.

En entrevista para Reforma, Felipe de Jesús Kuri, Subsecretario de Regulación y Fomento Sanitario de Salud, aseguró que ya han resuelto parte de la problemática, sin embargo, aseguró que las cinco playas estarán en observación y si se reportan rebrotes de enterococos suspenderán el ingreso de personas.

Incluso, dijo que se realizarán otros seis muestreos durante el periodo vacacional de verano.

Por su parte, el gobernador de Guerrero, Angel Aguirre Rivero, rechazar que cinco playas de Acapulco registren graves niveles de contaminación para los bañistas

Entrevistado por Quadratín Guerrero luego de instalar el operativo de seguridad vacacional Verano 2014, el mandatario estatal informó que el titular de Cofepris dialogó con él y que las lluvias de meses pasados provocaron la turbiedad.

“Nosotros estamos muy atentos para pedirles que hagan una nueva evaluación, por supuesto que a nosotros nos daña que a nivel nacional se diga que tenemos cinco playas donde el turista no puede meterse por cuestiones de salud”, dijo.

Contrario a lo que declara el subsecretario de Regulación y Fomento Sanitario de Salud, el mandatario estatal descartó que se pudieran instalar banderas que indiquen el posible riesgo que representan los balnearios de La Roqueta, Tlacopanocha, Hornos, Caleta y Suave.