CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril de 2020.- Al estudiar organismos marinos como potenciales fuentes para desarrollar nuevos fármacos, un experto de la UNAM encontró en medusas, anémonas, corales y parásitos (cnidarios), moléculas (péptidos) con actividades antibacterianas, antihipertensivas, antioxidantes, antiinflamatorias, anticoagulantes, citotóxicas y neurotóxicas, entre otras.

En un comunicado, Sergio Rodríguez Morales, académico de Unidad de Química en Sisal, Yucatán, indicó que en esa entidad universitaria estudian los organismos endémicos de la zona, principalmente venenos de saliva de pulpo, toxinas de anémonas y nutracéuticos.

El mar constituye una fuente importante de moléculas bioactivas, que antes no eran estudiadas por lo complicado de obtener organismos marinos; “pocas culturas los utilizaban como estrategia para curar enfermedades”, explicó.

Además, mencionó que uno de los problemas de trabajar con productos marinos es que gran parte de los extractos tienen sales, así que es necesario hacer ultrafiltración para separar por tamaño molecular.

Más información aquí.