ACAPULCO, Gro., 13 de mayo de 2018.- El ex fiscal general del estado, quien buscaba repetir ese cargo, Miguel Ángel Godínez Muñoz afirmó que la violencia que se vive en Guerrero y Acapulco, se debe a la lucha entre las pandillas o maras, que tienen el control del trasiego de drogas y armas.

Durante una entrevista en un salón de Costera 125, después de su participación en la suma que anunciaron los constructores y líderes sociales materialistas a la campaña presidencial de José Antonio Meade, la cual fue encabezada por el coordinador estatal Armando Soto, Miguel Ángel Godínez indicó que se requiere un cambio en la estrategia de seguridad en el estado, porque la violencia no puede generalizarse como en algunos estados como Tamaulipas o Jalisco donde hay presencia de un cartel “sólido y fuerte”.

Dijo que en Acapulco “es problema de pandillas o maras que tienen cierto poder en el trasiego de drogas y la utilización de armas genera afectaciones  a la sociedad. Toda esa información de inteligencia que se tiene, es que te puedo decir que no hay un cartel sólido o fuerte en el estado”, comentó.

Godínez Muñoz explicó que el apoyo que le brindan al candidato a la Presidencia por parte del PRI, se basa en la estrategia que maneja que se basa en varios ejes como el fortalecimiento de las mujeres, el respeto a los derechos humanos, la procuración de justicia abierta, expedita y pronta, el apoyo de la tecnología para la sociedad, entre otras.

Cuestionado sobre la terna que envió el gobernador Héctor Astudillo Flores para fiscal de Guerrero, donde su nombre no aparece, Miguel Ángel Godínez dijo que “desde el lugar que esté voy apoyar al estado de Guerrero, actualmente estoy trabajando para la ONU aquí en Guerrero, viendo temas muy sensibles de seguridad y del fortalecimiento de las instituciones de justicia”.