ACAPULCO, Gro., 1 de agosto de 2019.- El delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, acompañado del director general de Organización y Fomento de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), Walter Hubbard Zamudio, encabezó el miércoles en el auditorio Ethel Diego Guzmán del municipio de Coyuca de Benítez, la entrega de más de 23 millones de pesos en apoyos al sector pesquero y acuícola en una primera etapa. 

De acuerdo con un boletín, el delegado federal aseguró que estos recursos llegarán de forma directa a más de 700 pescadores. “Es la mayor inversión en este programa en la historia”, dijo, y agregó que se entrega a quienes más lo necesitan y han sido marginados de este tipo de programas. 

Sandoval Ballesteros señaló que, al igual que el resto de los Programas del Bienestar, la entrega no dependerá de “chantajes” y se hará sin ninguna mediación de organizaciones, directamente a los beneficiarios.  

Afirmó que el gobierno federal busca una nueva forma de ejercer el poder público y terminar con las antiguas prácticas que terminaron por afectar a quienes pretendían ayudar. 

“Vamos a estar viniendo constantemente a los diferentes municipios en el estado para entregar todos los beneficios de los programas sociales, sin ningún condicionamiento, asegurándonos de que lleguen a quienes tienen que llegar y no se queden atorados en la burocracia o en quienes no son legítimos beneficiarios”, enfatizó Sandoval Ballesteros.  

Además pidió a los beneficiarios denunciar a quienes utilicen los programas sociales con fines políticos. 

Al evento acudieron la diputada federal Maricarmen Cabrera Lagunas, los legisladores locales Nilsan Hilario Mendoza y Moisés Reyes Sandoval, así como el presidente municipal Alberto de los Santos Díaz, beneficiarios del programa BienPesca y representantes de cooperativas pesqueras de Coyuca de Benítez.