TLAPEHUALA, Gro. 25 de diciembre del 2014.- El sacerdote católico, Gregorio López Gorostieta, fue encontrado muerto en punto de las 19:00 horas en una localidad de Tlapehuala, Guerrero.

 

El religioso se encontraba desaparecido desde el pasado domingo 21 de diciembre, cuando presuntamente, personas desconocidas lo obligaron a salir por la fuerza, en su camioneta, en el Seminario Mayor del Asunción, ubicado en Ciudad Altamirano, Guerrero.

 

El cura presenta un impacto de arma de fuego en la cabeza y el cadáver fue llevado al Servicio Médico Forense y se espera que en las próximas horas sea velado en la catedral de Pungarabato, en el municipio de Ciudad Altamirano, en los límites entre Guerrero y Michoacán.

 

Este 25 de diciembre, tras cuatro días de su desaparición, la Conferencia del Episcopado Mexicano reveló detalles que rodearon el plagio del sacerdote e incluso indicaron que ‘personas ajenas’ al Seminario ingresaron el domingo, lugar donde residía López Gorostietan e incluso también el lunes se notó la presencia de personas que no han sido identificadas.