CIUDAD DE MÉXICO, 8 de agosto de 2018.- A partir de este jueves, Elba Esther Gordillo vuelve a ser una persona libre y sin cargos, derivado de una investigación endeble. Al menos, así lo considera Olga Sánchez Cordero, ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Tras un litigio que duró cinco años y medio, el magistrado del Primer Tribunal Unitario Penal, Miguel Ángel Aguilar López, declaró procedente un incidente de sobreseimiento o cancelación de las acusaciones por delincuencia organizada y lavado de dinero en contra de quien fuera la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), según lo confirmó en los primeras horas de este miércoles su abogado, Marco Antonio del Toro en un mensaje afuera del edificio de Polanco, donde Gordillo permanecía en arresto domiciliario.

“En lo personal sí detecté varias situaciones en donde no estaba muy bien armada o muy fortalecida la acusación”, comentó la mañana de este miércoles quien está perfilada para la Secretaría de Gobernación (Segob) durante la próxima administración federal de Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, aseguró que las resoluciones de los tribunales no siguen los tiempos políticos y que se trata de una coincidencia con la entrega del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la constancia de mayoría a López Obrador como Presidente de México electo.

“La coincidencia en los tiempos, yo siempre he dicho que las resoluciones de los tribunales y de la Suprema Corte no son tiempos políticos, yo no creo que sean tiempos políticos, en un momento dado su abogado Marco Antonio del Toro presentó un recurso de atracción… la Corte podía hacerse caso del tema de legalidad, y lo presentó en la Primer Sala y yo en lo personal sí detecté varias situaciones en donde no estaba muy armada y muy fortalecida la acusación, no sólida”, detalló.

La nota aquí.